header icons
header icons

¿Quién es Juan Diego?

La bella historia de Nuestra Señora de Guadalupe nos inspiró a escoger el nombre de Juan Diego para nuestras casas de hospitalidad.

¿Quién es esta Señora que ha camiado la faz de las Américas?

¿Qué es este evento que cambió las vidas de milliones de personas pobres?

Los conquistadores habían convencido a todo el mundo que los indígenas en Nueva España eran menos que humano o personas despreciadas. Pero el Señor sorprendió a todos.

El escogió a un pobre nativo de gran fe para evangelizar a los indígenas y a los españoles, al Obispo y los de la administración de la Iglesia, aunque este hombre de gran fe no hablaba español. Este pobre nativo no solamente no sabía del método histórico-crítico ni de la democracia de E.E.U.U., tampoco sabía leer y escribir en su propia lengua–un idioma prohibido por los conquistadores.

La persona escogida era Juan Diego. La Madre María, la madre de Jesús, ahora conocida en México y por todo el mundo como Nuestra Señora de Guadalupe, apareció a Juan Diego como la Morenita, una princesa azteca, y le habló a Juan Diego en el idioma prohibido–nahuatl. Ella tuvo una misión para Juan Diego.

Esta apariencia de Nuestra Señora de Guadalupe cambió la faz de la Iglesia y la renovó radicalmente. El escoger a un indígena como el mensajero de Dios quiso decir que todos los indígenas son importantes. Hay una dignidad nueva para los indígenas y para los pobres. Nuestra Señora de Guadalupe le dio a Juan Diego el papel de ir a su Obispo para decirle de la importancia de los pobres.

El Obispo eventualmente escuchó la voz de los pobres y se convirtió. El le pidió a Juan Diego una señal. Nuestra Señora le dio a Juan Diego la señal de rosas en diciembre, en el invierno, y el los recogió en su tilma para mostrar al Obispo. Pero cuando el abrió su tilma para mostrar las rosas y ellas cayeron al suelo, el Obispo se arrodilló, porque la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe había quedado en la tilma. El Obispo construyó el templo que Nuestra Señora había pedido por medio de Juan Diego–y por este gran suceso el Señor construyó su Iglesia de milliones de personas pobres, indígenas.

Nuestra Señora de Guadalupe continúa construyendo el Reino, recordando a los pobres que merecen una aparición.

Recientemente, nosotros nos reunimos con miles de personas pobres en la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe en México. Allá en la Basílica, conocida con mucho cariño como La Villa por todo Mexico, es la imagen original de Nuestra Señora de Guadalupe imprimida en la tilma de Juan Diego cuando ella apareció en 1531. Los colores y la tela son tan claros y fuertes como eran hace 466 años, aunque esta tela (amate) en general dura pocos años.

Los más pobres, quienes vienen a congregar en La Villa de todos los rincones de México, siguen siendo autorizados por La Virgen María a ser personas de dignidad, amados y importante en los ojos de Dios.

Nuestra Señora de Guadalupe es la Patrona de las Américas.

M. L. Z, L. Y. Z.