header icons

La Clínica Casa Juan Diego: Entrando en las heridas de Jesús

Holly llegó a Casa Juan Diego como Trabajadora Católica después de graduarse de enfermera de la universidad Villanova.  Ser una Trabajadora Católica significa despertarse cada mañana y, como Moisés, haciendo caso al llamado de Dios, “quitar las sandalias de mis pies”, porque el lugar donde piso es tierra santa (Éxodo 3:5). Todo el día ,… lea más

Huracán Harvey y Casa Juan Diego

En Casa Juan Diego pudimos preparar nuestras casas con comida básica y agua y ayudar a otros viniendo a nuestras puertas buscando ayuda antes de que viniera la tormenta. Nos ayudaron personas quien vinieron pocos días antes de la tormenta trayendo bolsas de cincuenta libras de frijoles pinto y arroz y maseca, y aceite, azúcar,… lea más

Santos y no santos: “Hacer” o “Ser”, Esa es la Pregunta

Aún los que no son santos pueden dar de comer al hambriendo, vestir al desnudo Este artículo fue publicado por primera vez en Our Sunday Visitor (Nuestro Visitante Dominical) en la década de los 1990. El párroco de una parroquia cercana nos llamó la atención recientemente con su sermón dominical. Decía que enfati-zamos “hacer” demasiado… lea más

La comunión de los santos, piedra angular del Trabajador Católico: El corazón está hecho para el heroísmo

El día después del funeral de Marcos, el Padre Rafael Dávila mencionó que nuestra liturgia en la tarde del miércoles sería la primera vez que don Marcos nos acompañaría en la misa desde el cielo. Su comentario nos dio un nuevo nivel de conciencia sobre la Comunión de los Santos consagrada en las enseñanzas de… lea más

Gracias por la vida de Don Marcos Zwick: Reflexión para el velorio

Hoy quiero ser el portador de un gracias que suba hasta el cielo, primero para dar  gracias a Dios por el tiempo que nos permitió a Don Marcos en esta vida y segundo también para darle un  gracias a Don Marcos en nombre de los miles y miles de personas que Don Marcos ayudó, de… lea más

Carta de Navidad 2016

Queridos Amigos de Casa Juan Diego, Casa Juan Diego existe porque existe la Navidad. Sin tanta gente que celebra la Navidad cada año – y algunos cada mes – Casa Juan Diego no sería capaz de tantas obras de misericordia. Obras de Misericordia             Nuestras obras de misericordia más grande y más desafiante siguen siendo… lea más

Ser Santo en lo cotidiano: Señor Marcos Zwick está muy enfermo

El Papa Francisco constantemente nos recuerda que todos podemos ser santos: “todos los cristianos como bautizados, tienen una igual dignidad ante el Señor y los une la misma vocación, que es la de la santidad.” La santidad es vivir con amor y ofrecer el testimonio cristiano en las ocupaciones de todos los días. Donde trabajas… lea más

Una carta de agradecimiento

Recientemente nos visitaba un prominente teólogo de un seminario. Cuando se prsentó el asunto de como colectamos dinero para la Casa Juan Diego, un Trabajador Católico soltó, “Rezamos mucho.” “Denme una copia de de esas oracione. Yo demando una copia de esas oraciones,” insistió el teólogo, con una sonrisa. Desafortunadamente, no hay una formula fácil… lea más

Carta de Navidad de Casa Juan Diego 2015

Queridos Amigos de Casa Juan Diego: Muchas gracias por permitir a Casa Juan Diego permanecer abierta un año más. Estamos muy agradecidos. Seguimos escuchando que puedes reconocer a un buen católico por la manera en que ama a los pobres (o a un buen presbiteriano o a un buen judío). Los “buenos” nos hacen seguir… lea más

La presencia de Cristo ilumina penas y alegrías en el Trabajador Católico de Houston

La última de las mujeres apenas se había subido después de bajar en la noche por un vaso de agua; por fin todo estaba tranquilo.  Apagué las luces de la cocina, revisé la cerradura de la puerta de atrás, y estaba a punto de ir arriba para dormir cuando me di cuenta que la puerta… lea más