header icons
header icons

Historia de un salvadoreño inmigrante

No podemos dar el nombre de este señor refugiado.

Buenos días, estimados lectores.

En breve lineas, les relatoré, lo que me aconteció en mi país (pulgarcito de América, El Salvador).

Resulta que esta breve historia, es lo que me pasó a mí y a mis tres nietos. Lo que nos pasó es: que una de las pandillas, que fueron los de la mara 18 nos empezaron a mandar papeles, pidiendo que les diéramos $50.00 dólares por semana y cómo no podíamos cumplir con el dinero, cuando yo iba a dejar a mis tres nietos (11 años, y 9 años los gemelos) a la escuela, me atacaron a mí y a mis nietos. Nos golpearon. Yo casi pierdí el conocimiento y a mis nietos les quitaron la ropa y les quitaron las mochilas con sus libros y los golpearon también.

Yo tuve que emigrar para el Norte (USA) y mi esposa, hijos y nietos, para Costa Rica.

Es una lástima, lo que está aconteciendo en mi pequeño país con esas pandillas, llamadas maras (Mara 18 – Mara Salvatrucha y otras más).

Dejar mi tierra, familias, amigos y yo con setenta y un año (71). Sólo mi Señor y mi Virgencita de Guadalupe son y serán mis protectores,  mi luz en nuestro camino.

Un Salvadoreño Emigrado. Obligago.

 

El Trabajador Católico de Houston, Vol. XXXIV, No. 3.